Cuero de pescado: Regenerando la industria de la moda

Escribe
Carmensi Rozas, colaboradora BEE VERSA

El camino de los emprendedores que apuestan por negocios sostenibles está lleno de desafíos y un constante proceso de mejora en su cadena de valor. Uno de los mayores retos que abordan es la identificación de materiales e insumos con características sostenibles. 

El sábado 24/07, Ornella Paz, directora y co-fundadora de BEE VERSA Responsible Shopping, conversó con Efraín Alva, co-fundador de Qaya, emprendimiento que rescata desechos de la pesca artesanal y los convierte en cuero, para luego curtirlos y teñirlos de manera natural. 

En este post te cuento un resumen de la conversación que se llevó acabo vía Instagram de BEE VERSA @beeversa_. 

Qaya y su propósito

Efraín nos contó que inició la aventura de emprender junto a su esposa Keyla hace algunos años cuando tenían un negocio de comida marina. Un día, fileteando el pescado, se dieron cuenta de la resistencia de la piel de pescado. Empezaron a investigar y encontraron que desde hace muchos años, en diferentes partes del mundo, transformaban los restos de la piel de pescado en cuero, para luego convertirlos en nuevos productos.

Sin embargo, en la mayoría de países, el proceso de curtido se realiza usando productos químicos como el plomo y cromo. “Nosotros quisimos hacerlo de otra manera, quisimos crear un material que no contamine el medio ambiente. Allí comienza esta aventura de prueba y error”, comenta Efraín.

 Esta aventura los ha llevado a investigar y aprender a curtir este nuevo material con insumos naturales como el tanino, sustancia que se encuentra en el té; la semilla de la uva, la cáscara de pecana e incluso la tara. Asimismo, Efraín comenta que para el teñido, usan técnicas ancestrales aprendidas de artesanos de diferentes partes del Perú. “Hemos sido los primeros en el mundo en teñir cuero de pescado usando técnicas ancestrales. Usamos la cúrcuma, el achiote, el maíz morado, los residuos de café, cortezas de algunos árboles, el buito (fruto amazónico).”

¿Quiénes están detrás del proceso?

Efraín nos cuenta que Qaya es un emprendimiento de triple impacto: económico, social y ambiental. Trabajan con internas de las cárceles de mujeres a las que capacitan para hacer productos con cuero de pescado, y darles acabado a algunas pieles. También trabajan con comunidades nativas de Amazonas y Pucallpa, las cuales les abastecen de pieles de pescado que antes eran desechadas y terminaban en la basura, contaminando el entorno. 

Estas comunidades han sido capacitadas por el equipo de Qaya en la recolección de pieles de pescado, reciben un incentivo económico, permitiendo así mejorar su calidad de vida. Por otro lado, también hay personas de Puno, Jaén y Piura que colaboran con Qaya. 

Abastecimiento de materias sostenibles a empresas y diseñadores

El último proyecto de Qaya está ligado a la gastronomía. Se trata de una colaboración con el chef Palmiro Ocampo, con quien han elaborado sets de portacuchillos de cuero de pescado. Un porcentaje de las ventas de estos sets es donado a los comedores populares aliados a Ccori, organización de Palmiro que promueve la educación alimentaria que evita el desperdicio de alimentos a través de la cocina óptima.

“Nos hemos dado cuenta que, después de la pandemia, las personas están valorando más los materiales sostenibles. Hubo mucho desconocimiento, pero nos hemos encargado de enseñar todo lo que se puede hacer con este material”, agrega Efraín.  

Productos libres de cromo y plomo

Efraín comenta que a nivel mundial los curtidos de cuero siempre ha involucrado el uso de cromo. Esto debido a que es más económico, le da más fortaleza y soporta altas temperaturas. El cromo quita el pigmento de los materiales. “Nosotros decidimos hacerlo de otra forma. Nosotros mostramos la piel con la pigmentación tal y como es, al natural gracias al maíz morado, la tara, la cúrcuma, el café”, sostiene Efraín.

Incursión en nuevos materiales

Con respecto a la incursión en el desarrollo de otros materiales, Efraín comenta que hay una creciente necesidad de la industria de la moda por materiales sostenibles. Por ello, actualmente se encuentran investigando el caucho natural de shiringa y planean combinarlo con la escama de paiche que tiene colágeno y calcio. Asimismo, también han usado la cáscara de coco para hacer plantas de sandalias que pronto sacarán al mercado. Por otro lado, se encuentran investigando cómo reciclar el caucho de las llantas. 

Rol del Gobierno

Ornella comentó que es importante que todos los involucrados en la cadena de valor de la industria de la moda estén informados y concientizados sobre la existencia y el valor de los materiales sostenibles e innovadores que los peruanos vienen desarrollando. Estos materiales sostenibles permiten hacer moda a través de procesos circulares que generan impacto social, ambiental y económico positivo.

Efraín señaló que el MINCETUR, el MINAM y PRODUCE los han ayudado mucho. A través de ellos han participado en ferias y concursos. En el 2019 obtuvieron el segundo lugar en la Feria “De Nuestras Manos” y ganaron el reto Bio 2019 de Innóvate Perú. Esto les ha permitido crecer, comprar maquinaria, mejorar procesos y salir adelante. 

Apoyo del sector privado y la Academia

Ornella comentó que además del Estado, es importante el apoyo de las grandes empresas para impulsar negocios sostenibles liderados por emprendedores sociales. Efraín recalcó también el apoyo que han recibido de la academia, a través de Incubagraria de la Universidad Nacional Agraria La Molina. Asimismo, Ornella señaló que hasta hace unos años en la currícula de las escuelas de moda no existía el curso de sostenibilidad. Recién hace un par de años la sostenibilidad ha sido incluida en los cursos de carrera de diseño y gestión de moda, lo cual le permite a los alumnos considerar emprender en negocios de moda sostenible.

Mensaje a los jóvenes emprendedores

Para finalizar, Efraín dejó un mensaje a todos las personas que quieran iniciar un negocio sostenible: “Primero identifiquen qué es lo que quieren hacer, enamórense del proyecto. Tengan mucha paciencia, emprender es difícil. Emprender de manera sostenible es aún más difícil. Emprendan con ganas en un proyecto que tenga el componente sostenible. Ahora es necesario ganar dinero y ver a quién vas a ayudar. No es una moda, es un estilo de vida.”

 

Mira el IG LIVE completo aquí

 

Sobre BEE VERSA

Somos la primera multimarca peruana de estilo de vida sostenible que tiene como propósito empoderar marcas de moda a través del acceso a mercados globales y la conexión con ciudadanos del mundo. 

 

Dejar un comentario